top of page

vivir en singular


-Weightless by Denis Sarazhin


el taxista me pregunta qué tal. miento. bien. habla de la lluvia y yo finjo sin demasiado esfuerzo que me interesa. pero pienso en ti. en mí. los pantanos están a tope. y a mí qué me importan los pantanos, pienso, pero digo uhhm. me río cuando dice que lo bueno sería si lloviese solo por la noche. pienso en mí aprendiendo de berta a posar sugerente, sin poder aguantarme la risa. en mí disfrazada de persona con un sueldo digno. no soy yo, pero me gusta. pienso en mí aprendiendo telas. moretones por todo el cuerpo. algunos dolores sí se ven desde fuera. pienso en mí aprendiendo a bailar. a vivir en singular. pienso en cuánto he cambiado cada vez que me veo capaz de pedir cariño. capaz de recibirlo. pienso en mí subida a un escenario, emocionada y emocionando a un montón de personas que me miran. todas me están mirando. leo en una postal “no era apego, era dependencia emocional” y se me atraganta. te echo de menos. estoy reconociendo madrid. enamorándome de ella. de mí. está siendo raro. estoy tratando de ser sincera con todo el mundo, menos conmigo. pienso en borrarlo. pienso en sonreír al taxista. todo va bien, ajá, mi vida es genial, ajá, soy súper fuerte, ajá, y hasta me gusta la lluvia porque qué falta le hace a los pantanos. nada de eso es cierto. el calor de bilbo en mi vientre es lo que más me hace sentir presente. los días pasan cada vez más deprisa. y cada vez más despacio. depende de cómo me sienta. depende de si bailo, río, escribo, tatúo, llueve y duermo con bilbo. doce con cincuenta. sus ojos me miraban por el retrovisor. me habrá notado triste y a él también le habré recordado a cuando llueve fuera

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page