top of page

Bullet Journal: qué es y por qué va a cambiar tu vida

El bullet journal es un método de organización (que no lo he inventado yo, sino un tal Ryder Carroll) en el que, con un solo cuaderno, eres capaz de llevar un control de tus tareas pendientes y tu previsión semanal, mensual y/o anual.


Tener un bullet journal es asegurarte de mantener momentos de pausa y atención plena y consciente entre todo del caos y la agitación que invaden nuestras vidas cuando toca ponernos a trabajar de nuevo.

Hacer journaling me permite vaciar por completo mi mente de ansiedad, liberarme de tooooda la carga mental de cosas que tengo/debo/megustaría hacer y no querría olvidar, para centrarme en el aquí y el ahora. Además, calma a mi niña interior, porque se ha convertido en un rinconcito personal en el que ponerme creativa y disfrutar, literalmente como una enana, mientras lo decoro y personalizo a mi antojo.



Pero, ¿cómo funciona?

Lo cierto es que no hay ninguna regla escrita sobre cómo utilizar un bullet journal, yo aquí te voy a contar el tipo de contenido que considero más útil y que yo aún conservo en los míosincluyo habitualmente en los míos.

  1. La leyenda de símbolos. Suele ponerse nada más comenzar el cuaderno, para tenerlo a mano. Utilizar este sistema de códigos es algo básico en el journaling porque te permite organizarte con tan solo un vistazo. Como te he dicho, no hay nada escrito, a mí me gustan los cuadrados pero habrá quien prefiera círculos, caritas, corazones... Lo importante es tener claro qué significado tiene cada símbolo y darles ese único uso según vayas apuntando, posponiendo o terminando tus tareas pendientes.

  2. Registro mensual. A mí me gusta ponerlo al principio, se trata de un par de hojas en las que poder llevar un registro de los eventos, reuniones o citas importantes de aquí a 3 meses. Esto a mí me ha evitado muchos solapamientos; de un vistazo rápido veo cómo tengo los siguientes meses y así sé si estaré o no disponible.

  3. Registro emocional. Esto para mí es un imprescindible y uno de los principales motivos por los que uso y recomiendo usar bullet journal. Pararte a pensar cómo te sientes o te has sentido durante el día es un hábito realmente sanador que te ayuda a ser consciente de tu emocionalidad; escribir, dibujar, colorear hace que la mente se ralentice y tome consciencia de lo que estás haciendo. Mientras coloreo de rojo el recuadro del día de hoy no solo estoy pensando "hoy he tenido mucha ansiedad" sino en sus posibles detonantes, esto me ayudará en un futuro a evitarlos o a relacionarme con ellos con de una manera más cauta, siendo consciente de cómo me afectó anteriormente. Llevar un registro de esto permite tener una visión global del flujo emocional de cada una, y así poder detectar ciertas tendencias o patrones a evitar o potenciar. En mi caso, por ejemplo, he aprendido que detrás de una racha de estar "espléndida" viene un fuerte bajón, por lo que me esfuerzo en tratar de mantenerme en emociones intermedias en lugar de buscar el extremo del espectro.

  4. Habit tracker. Se dice que la rutina hace al hábito. Y es verdad. A mí me gusta hacérmelas en positivo con los hábitos que sé que me hacen bien y quiero mantener o potenciar en mi día a día, en lugar que con aquellos que quiero disminuir o eliminar. Pero para gustos, bullets. Gracias al "compromiso" que llevo conmigo misma para hacerlos (y también porque me da placer poner la marquita, no nos vamos a engañar) este año he potenciado hábitos como la lectura, la escritura o el deporte que siempre me han hecho sentir genial pero de primeras me suelen dar pereza hacer.

Por lo general, internet está lleno de ideas súper originales para bullets journals que te aconsejo cotillear e ir probando hasta encontrar las que mejor vayan contigo. Hay quien tiene páginas reservadas para sus viajes, para los espectáculos que quiere ir a ver ese mes, sus lecturas, su control de gastos, vasos de agua que bebe al día, ciclo menstrual, playlists... Todo es probar y mantener aquello que sí resuena contigo.


Habéis sido muchísimas las que, en el poco tiempo que llevo en esto del journaling, me habéis dicho que os encanta la idea pero lo que os echa para atrás todo "el tema artístico", tener que montarlo, que luego quede fatal y de vergüenza usarlo... En mi opinión, si lo tuyo más que pereza es desvalorar tus capacidades artísticas te diría que los bullets son algo súper personal y que ninguno es "feo" o "está fatal"; cada una tenemos nuestras maneras de hacer. Además, el bullet es tuyo, tampoco es necesario que nadie más lo vea.

PEEEERO como construirlos es mi parte favorita... hace tiempo decidido preparar bullet journals diseñados e ilustrados por mí para quiénes realmente, por lo que sea, no os apetezca crear uno desde cero. Están hechos con todo el cariño con el que me hago los míos y he tratado de añadirle únicamente el contenido básico para que puedan ser usados y, por supuesto, customizados como cada una quiera. Así que ya no hay excusa que valga, ¡pruébalo y verás que a ti también te cambia la vida!


Te dejo aquí un pequeño vídeo mostrándotelo para ir abriendo boca, estará a la venta en mi tienda online a partir del 3 de septiembre.


Ojalá te guste y resuene contigo, ha sido toda una aventura de ida construirlos.








155 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page